Lista

"Elegir contenido para leer"

jueves, 27 de enero de 2011

El cerdito Kurtly y su amigo "Ven aquí"

Bueno, osdejootro relato corto. Esta vez uno comico. Intente pensar en uno romantico pero nofui capaz. Me vino está idea y me vi obligado a escribirla. Jajaja. Mañana escribire una romantica. saludos y espero que os guste.


El cerdito Kurtly y su amigo "Ven aquí"



El sol comienza a marcharse en la granja. Así le llama la lechona del humano a este lugar. Para mí es mi casa. Aquí nací junto a mis ocho hermanos. Aun recuerdo las peleas que teníamos por coger una teta de nuestra madre para comer... Que tiempos aquellos. Recuerdo aquel frío que hacía cuando era pequeño. Siempre caía agua del cielo. Ahora empieza a hacer calor.

"Ven aquí", el perro de la granja, dice que el humano le llamó “Octubre” al momento en que nacimos y que ahora estamos en “Marzo”. No sé muy bien a que se refiere, creo que dice esas cosas por hacerse el interesante. Suele venir varias veces al día a contarme sus historias. Que si hoy fui al pueblo, que si hoy fui de caza y conseguí atrapar una bestia voladora, etc. Quizás sea demasiado mayor y tenga la necesidad de hablar con alguien. La soledad es una limpia bañera, aagghhh solo de pensar en eso me dan escalofríos. Sin pensarlo corro hacia un charco de barro y me tiro en el.

Ohhhh, esto es vida y que gusto cuando la panza se te hunde en el barro.

Dios... no... ahí viene la lechona humana. Según "Ven aquí", tiene cuatro años, jajaja perro loco. Mierda, que manía tiene de tirarme al suelo boca arriba y hacerme pedorretas en la barriga. Es algo que detesto, grito para que pare pero no se detiene. Finalmente me pone de lado y se me tira encima, aghhh.

-Mi querido cerdito Kurtly, hoy he ido al pueblo con mi mamá y me compró unas golosinas en una tienda que se llamaba”Dulces”. Unos niños de allí me dijeron que si comes una de cada tienes superpoderes y te conviertes en el más fuerte del mundo. Pero mamá no me deja comer muchas, dice que si como muchas luego me dolerá la barriga. ¿A que tú también quieres golosinas Kurtly?.

-Guiiiiiiiiiiiiiggggggggg.

Por fin se fue. Tengo que hablar con "Ven aquí", seguro que desconoce el poder de esas "golosinas".

El tiempo pasa y ese maldito perro no da venido. ¿qué estará haciendo?, seguro que anda otra vez detrás de esa tal Molly. Según él es una perra enorme y que desprende un olor tan grande que le vuelve loco.

La noche se apodera de la granja. Parece que escucho un ruido, seguro que es él.

-Hey, "Ven aquí". ¿por qué tardaste tanto?.

-Perdona Kurtly, por la tarde he estado con Molly, mmmmm. Y ahora estuve con la cachorro humana que estaba comiendo un bocadillo de jamón.

-¿Qué es jamón?.

-Mmmm, creo que es mejor que no lo sepas. Pero dime, ¿por qué me esperabas?.

-La lechona humana me dijo que en el pueblo hay una tienda que se llama "Dulces" y que si comes una "golosina" de cada, consigues superpoderes y te conviertes en el más fuerte del mundo. Imagínate lo que podríamos hacer...

-Mmmm, Molly me amaría por mis poderosas patas y mi abdomen seductor.

-Si... Si... Claro... Ahora busca la forma de sacarme de aquí y vayamos al pueblo. ¿Tú sabes ir no?.

-Si pero... ¿por qué iba a querer que vinieras conmigo, Molly es para mi no para ti?.

-Perro idiota, a mi no me interesa Molly pero si que quiero ser el cerdo más fuerte del mundo. Últimamente no me miran igual en el barro. Dicen que estoy muy delgado...

-Está bien, te sacaré pero Molly es mía recuérdalo.

"Ven aquí", salta en la puerta y consigue abrirla. Salgo corriendo lo más rápido que puedo y emprendemos nuestra caminata.

-Oye, vete mas despacio... soy un cerdo.

-¿Cómo, no puedes ir mas rápido?

-No, así que vete a mi paso. ¿Tú sabes llegar al pueblo no?.

-Si, deja de preguntarlo. Tenemos que ir por esta carretera hasta abajo.

-¿Oye, nunca me contaste por qué te llamas "Ven aquí"?.

-Ya sabes lo raros que son los humanos... El humano siempre me dice: "Boby, ven aquí. Ven aquí. Ven aquí". Lo que mas repite es "Ven aquí", con lo que deduje que es mi nombre.

-Pues ahora que lo dices, tiene lógica. Que raros son. A mi la humana me llama cerdito Kurtly.

Tras una larga caminata, el sol comienza a salir. Iluminando nuestro camino.

-Ya hemos llegado. Este es el pueblo.

-Ohhh, mira cuantos humanos. Mmm ¿Tengo algo pegado?, no dejan de mirarnos.

-Jajaja, se nota que eres de granja. En el pueblo es normal y si pones cara triste te dan comida.

-Sabes cual es la tienda que se llama "Dulces".

-Querido Kurtly, aquí lo mejor es preguntar. -Perdone, sabe donde está la tienda "Dulces".

-Sal del medio chucho, vete a ladrarle a otro.

-Oiga, es usted un maleducado. ¡Mierda!, ¡kurtly corre tiene una vara de fresno!.

-Ya veo, lo mejor es preguntar... ¿Qué haces?

-Con la carrerita me entraron ganas...

-Ohhh dios, que mal huele, que diablos comiste.

-Jamón ya te lo he dicho.

-Sigamos buscando. Tú eres un perro, ¿No puedes oler el suelo y encontrar un rastro?.

-Cierto, por aquí huele al humano que está con nosotros.

-Se acabó. Nos ha pillado.

Nuestro sueño de comer las golosinas se ha esfumado por hoy. Sin saber como apareció el humano de la granja en el pueblo. Nos subió a su camioneta y nos volvió a llevar a la granja. Hoy no pudo ser pero prometo volver a intentarlo más veces. Prometo encontrar esas golosinas y convertirme en el cerdo más fuerte del mundo.


Licencia de Creative Commons
El cerdito Kurtly y sus amigo "Ven aquí" by Alberto Leiva Pallarés is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

1 comentario: