Lista

"Elegir contenido para leer"

jueves, 19 de septiembre de 2013

La llama de hielo, capítulo 1x14 "Tiro con arco"

LA LLAMA DE HIELO



14-.”Tiro con arco”



«Seguir hacia delante no era más que el único guión posible, detenerse sería la mayor de las tragedias para el que quiere seguir luchando día a día.»


Mónica permanece a mi derecha perfectamente concentrada, apuntando hacia la puerta, en espera de un motivo que le haga accionar el gatillo y comenzar una tormenta de disparos, sangre y cadáveres. La culata del mp44 besa su hombro con fuerza, haciendo que sea una parte más de su cuerpo. Se empiezan a escuchar los pasos de los tres furtivos que se han colado en el interior del edificio en el que estamos, cada vez más y más cerca. Me muevo un poco hacia la izquierda para tener más ángulo de visión entre los dos y así más posibilidades de salir victoriosos en una confrontación. Justo cuando me coloco en mi nuevo emplazamiento entran por la puerta.

-¡No disparéis!, ¡no disparéis!.

-¡Tirad las armas!.

La voz de Mónica sonó totalmente autoritaria, hizo que los tres tiraran sus armas, uno de ellos, lleva un arco y flechas, van completamente tapados solo se les ven los ojos..

-¿Quiénes sois?.

Uno de ellos, el que estaba en el centro se movió hacia delante, dando a entender que era el líder.

-Venimos desde Baiona. Hemos comunicado con los rebeldes por radio, nos dijeron que viniéramos a este piso.

-¿Alberto?, ¿eres tú?.-Dijo la que estaba detrás de los otros dos.

Esa voz me resulta conocida, es una chica, no puede ser, al destaparse la cara lo comprobé con mis ojos, es Nuria, una amiga de hace tiempo con quien había ido perdiendo contacto.

-¿Nuria?.

Sin pensarlo al vernos nos acercamos y nos damos un fuerte abrazo. No sabría describir este momento, el momento en el que te encuentras con alguien que conoces desde antes que empezara toda esta mierda, aún hay esperanza de poder encontrar a mi familia.

-Tengo que hacer algo.-Dijo Nuria.

Nuria se separó de mis brazos se dio la vuelta, saco dos pistolas de su espalda, apuntó a la cabeza de los dos que le acompañaban y apretó sendos gatillos. La escena fue tan rápida que no nos dio tiempo de reaccionar, los dos cuerpos muertos cayeron pesadamente al suelo, donde comenzaron a dejar un reguero de sangre.

-¿Pero que coño...?-Dijo Mónica girándose hacia Nuria para apuntarle con el MP44.

-Eran traidores, de los soldados negros, infiltrados entre nosotros.

-¿Lo qué?-Dijo Alberto que intentaba asimilar todo lo que había pasado en tan breve espacio de tiempo.

-Eran solados negros, esos que se cargan todo lo que ven, fingí no conocer su secreto para poder saber que es lo que querían hacer y lo conseguí. Saben de la existencia de un bunker en esta ciudad. Con la radio contactamos con el grupo rebelde, el de Jacklobo, en ese momento empezaron los problemas... Querían meter a dos hombres para tener información de esta ciudad. Al parecer tienen un infiltrado pero no ha informado de la situación, lo dan por muerto.

-Alex... si es él, ya está con ellos.

-Pues estos no recibieron ninguna información al respecto.

-¿Qué os pasó en Baiona?.

-Pues todo se lió, con la tormenta solar como en todo el planeta supongo, casi todo el mundo murió por la gripe solar, los demás, murieron por el frío, por los mutantes o por los soldados negros. Yo conseguí estar con un grupo de 22 personas. Casi no duramos nada... todo pasó muy rápido, estos dos mataron a gente que les podía ocasionar algún tipo de problema, les decían a los suyos en donde estábamos en cada momento, no había descanso, era batalla tras batalla. Supongo que a mí siempre me vieron como a un eslabón débil y por eso no me mataron. Hace unos días contactamos por radio con el grupo rebelde y pedimos asilo, alguien nos iba a esperar, lo que no me esperaba es que tu fueras uno de ellos.

-Bueno yo no los vi aún, yo permanecí en esta ciudad todo el tiempo. Nos encerraron en un bunker y conseguimos salir hace poco. Todo lo que habéis vivido los que estuvisteis fuera desde el principio para mí y para los del bunker es nuevo. Por cierto, está es Mónica. Mónica Nuria, Nuria Mónica.

-Entonces ahora estamos en peligro, si estos informaban y al venir aquí dejan de informar, van a venir aquí los soldados. ¿Cada cuánto tiempo informaban?.

-Pues desde que dejamos Baiona, usaban la radio, cuando todos dormían. Su plan era reunirse con el grupo rebelde e informar desde donde estuvieran con su radio.

-¿Saben que veníais a esta dirección?.

-Creo que sí.

-Entonces tenemos que irnos lo antes posible.-Dijo Mónica.

Mónica comenzó a vestirse con su ropa que estaba tirada en el suelo junto a una de las hogueras. Yo hice lo mismo.

-Así que estuvisteis encerrados en un bunker...-Dijo Nuria mirando hacia otro lado mientras Alberto y Mónica se vestían.

-Pues sí, fue una auténtica locura. Ahora vamos hacia el corte inglés a por alimentos y cosas útiles.

-¿Os puedo acompañar?.

-Claro, eso ya se daba por hecho.

-Tengo que coger una cosa, vengo ahora.-Dijo Mónica mientras se iba hacia otra de las habitaciones.

Se hizo un breve silencio mientras terminaba de vestirme.

-Así que interrumpimos un momento romántico.

-Jajajaja, no, no, es una larga historia y ahora no tenemos tiempo.

-Me alegro de que estés vivo.

-Lo mismo digo y lo siento por todo lo que pasaste en Baiona.

-Seguro que fue igual a lo que pasasteis aquí, todo se fue a la mierda.

-Pues sí, y aún cuando todo se va a la mierda, siempre hay alguien intentando matar a alguien...

-Humanos...

-Cuando veas el bunker, vas a flipar.

-Alberto, no sé si quiero ir al bunker, no quiero encerrarme y más cuando los soldados negros no reciban ninguna señal de estos despojos.

-¿Crees que vendrán al bunker?.

-Segurísimo, y no quieras estar allí cuando eso pase.

-¿Tú que vas a hacer?.

-Si tenéis alguna idea de a donde pudieron ir los rebeldes, intentaré alcanzarlos.

-¿Tú sola?.

-Llevo mi arco, más sigilo y protección no puedo llevar.

-Buen arma, así no haces ruido.

-Ya que vamos al corte inglés deberías llevarte unos cuantos, os serán de gran utilidad.

-Me parece perfecto, voy a buscar a Mónica, no se que está haciendo.

-Vale, yo vigilaré desde la ventana que no venga nadie.

Dejo a Nuria y me voy hacia la habitación donde está Mónica. Al entrar la veo de pie, mirando un collar y dejando caer unas pequeñas lágrimas.

-¿Mónica, estás bien?.

-Este collar simboliza toda mi familia. Todo lo que fue... Ahora solo quedo yo...

Al escuchar su voz quebrada no puedo evitar darle un abrazo y un beso, con mis manos limpio sus ojos llorosos mientras ella sigue mirando el collar.

-Cada uno de los medallones simboliza a un miembro de mi familia, con su fecha de nacimiento y su nombre grabados por detrás.

-Déjame que te ayude a ponerlo.


 -Chicos, no quiero interrumpiros una vez más pero deberíamos ponernos en camino, la sangre de esos dos atraerá a infectados.
Licenza de Creative Commons
La llama de hielo, capítulo 1x14 "Tiro con arco" by Alberto Leiva Pallares está baixo unha licenza Creative Commons Recoñecemento-NonComercial-SenObraDerivada 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario